Saltar al contenido

Comparador de hipotecas – 🏠- Ofertas de préstamos hipotecarios 2020




Gracias a nuestro comparador de hipotecas podrás comparar préstamos hipotecarios en tiempo real y con las mejores ofertas del mercado. ¿Buscas una hipoteca barata? ¿Quieres una hipoteca a tipo fijo? ¿Estás pensando en un hipoteca online? o ¿Cuál es la mejor hipoteca sin vinculaciones a otros productos financieros?

Nuestra herramienta de comparación de préstamos hipotecarios te ayudará a escoger el mejor la mejor hipoteca del mercado y la que mejor se ajuste a nuestra necesidades. Utiliza el comparador de hipotecas para visualizar todas las ofertas de préstamos a tipo fijo, tipo mixto o tipo variable que quieras y ahorra dinero desde el primer momento. ¡A comparar!

[Bloque comparador de préstamos hipotecarios]

Comparador de hipotecas: ¿Para que sirve comparar hipotecas fuera mi banco?

Un comparador de hipotecas te ayudará a tomar la mejor decisión financiera en tu vida económica. Los usuarios de préstamos hipotecarios destinamos una media del 30% de nuestros ingresos durante los próximos 15 o 20 años al pago de la hipoteca, por lo que comparar ofertas de préstamos hipotecarios es lo más razonable.

Comparador de hipotecas
Comparador de hipotecas

El primer paso para saber si estamos ante la hipoteca ideal para comprar nuestra casa, es analizar detalladamente las ofertas de hipotecas que el mercado no ofrece y saber si podemos hacer frente a un gasto tan importante durante un plazo tan extenso. Por lo general esta labor puede requerir mucho tiempo dado el enorme mercado hipotecario y la cantidad de ofertas de hipoteca que constantemente se actualizan. Esta gran cantidad de información hace que un comparador de hipotecas tenga sentido dada su utilidad y la ganancia de tiempo que supone poder ver los datos de los préstamos hipotecarios en un solo clic.

Conocer las condiciones de tu futuro préstamo hipotecario será fundamental a la hora de decidirte a pedir una hipoteca y otra, en una entidad bancaria o en otra. Comparar ofertas supone el primer paso para obtener la financiación para tu casa que tanto deseas y con la mayor seguridad posible.

Para utilizar un comparador de hipotecas, no tendrás más que integrar una serie de datos muy sencillos y al alcance de cualquier persona tales como el precio de la casa que quieres comprar o cuánto dinero quieres solicitar. Con esta información el comparador de hipotecas te ofrecerá de un vistazo las mejores hipotecas del mercado y las que se adaptan mejor a tus necesidades y posibilidades.

Además, el comparador de hipotecas te ofrece gran cantidad de información completamente pormenorizada para y detalles sobre las características y las condiciones de las hipotecas que el mercado ofrece en cada momento. Una vez que sepas qué hipoteca te gusta más para comprar tu casa, solo tienes que ir a la oferta de la hipoteca e informarte de manera personal y solicitar la contratación de ese préstamo hipotecario que tanto deseas.

¿Puedo calcular la cuota hipotecaria con un comparador de hipotecas?

¿Puedo calcular la cuota hipotecaria con un comparador de hipotecas?
¿Puedo calcular la cuota hipotecaria con un comparador de hipotecas?

La función más importante de un comparador de hipotecas es la información que ofrece a todas esas personas que están pensando en solicitar financiación a tu banco para comprar una casa. Es fundamental, antes de acudir a nuestra entidad bancaria de confianza, saber qué ofrece exactamente el mercado de las hipotecas en cada momento.

Una calculadora de hipotecas nos ofrece información cobre la cuota de la hipoteca que vamos a pagar y cómo se comportará la letra de la hipoteca durante la vida del préstamo.

Para ello los simuladores de hipoteca pueden ser de gran ayuda para el futuro hipotecado. Estas herramientas de simulación de préstamos permiten realizar algunos cálculos básicos en tan solo dos clics que aportan gran información de valor.

Por lo general la calculadora de una hipoteca te pedirá datos sencillos de obtener como el capital a pedir, el interés de la oferta hipotecaria, el diferencial del préstamo, las comisiones de apertura, el plazo de la hipoteca y el dinero del ahorro que estás dispuesto a poner en la hipoteca para comprar tu casa.

Por lo general existen varios tipos de comparadores de hipoteca disponibles en Internet que nos ayudan a obtener la mejor información previa y las características de los préstamos hipotecarios que se ofrecen en el mercado. Los tipos de comparador de hipoteca son los siguientes:

.- Aquellos comparadores que funcionan como calculadoras de las cuotas hipotecarias que deberás abonar mes a mes en función de ciertas variables.

.- Las calculadoras de hipotecas que ofrecen la posibilidad de conocer tu letra de la hipoteca en base a ciertos periodos de carencia.

.- Las calculadoras de préstamos hipotecarios que realizan valoraciones sobre si es buena idea o no amortizar anticipadamente un crédito o préstamo hipotecario.

.- Calculadoras de préstamos en los que variarás la TAE, TIN o CER del préstamo para saber en qué situación se encuentra exactamente nuestra hipoteca y nos permiten saber si es buena idea o no subrogarnos en otro préstamo, realizar una novación hipotecaria o incluso irnos a otra entidad bancaria.

Por todo ello, entendemos que el cliente informado es un cliente que está en disposición de contratar un préstamo hipotecario con mejores condiciones que otros que no tiene en cuenta el uso de simuladores de hipotecas o de comparadores de hipotecas.

¿Qué son las hipotecas bancarias para comprar una casa?

¿Qué son las hipotecas bancarias para comprar una casa?
¿Qué son las hipotecas bancarias para comprar una casa?

Las hipotecas o préstamos hipotecarios son aquellos productos bancarios de financiación destinados a la adquisición de vivienda que toman como garantía el bien objeto de compraventa para asegurar el pago durante la obligación hipotecaria.

Estas hipotecas son productos destinados al gran público, pero también pueden ser productos complejos dados los factores con los que el banco calcula la operación de financiación y los intereses que recibirá del cliente.

Esto hace que el consumidor debe utilizar comparadores de hipoteca para poder obtener la mayor cantidad de información y de la manera más objetiva posible. Un buen comparador de hipotecas nos debe de ofrecer gran cantidad de productos hipotecarios bien desgranados y en con todas las condiciones o características del préstamo.

Dado que este tipo de préstamos ofrecen la posibilidad de disponer de una gran cantidad de dinero que le hipotecado podrá disponer, la entidad bancaria requiere la garantía del pago. Esta garantía es la conocida como hipoteca (formulada en nuestro derecho como derecho real). En caso de que el hipotecado no haga frente al pago del préstamo, la entidad hipotecaria podrá realizar la ejecución hipotecaria (un procedimiento especial) haciéndose con nuestra vivienda.

Gracias a esta garantía y la certeza en el cobro del préstamo hipotecario, las entidades financieras puede ofrecer intereses mucho más bajos que los que operarían en aquellos préstamos sin garantía como son los préstamos personales.

¿Qué tipos de interés hay en un hipoteca? ¿Cómo aplicarlos en el comparador de hipotecas?

¿Qué tipos de interés hay en un hipoteca? ¿Cómo aplicarlos en el comparador de hipotecas?
¿Qué tipos de interés hay en un hipoteca? ¿Cómo aplicarlos en el comparador de hipotecas?

El interés de un préstamo hipotecario es lo que se llama “el precio del contrato”. Este precio del contrato será el coste del préstamo hipotecario. Este interés puede pagarse de tres maneras distintas en las hipotecas: el tipo de interés fijo, el tipo de interés variable y el tipo de interés mixto. A la hora de comparar hipoteca es importante saber cómo funcionan estos tipos de interés de las hipotecas.

Vamos a ver cada uno de ellos para que puedas utilizar una calculadora de hipoteca o un comparador de hipoteca sacándole el mejor partido a tu dinero.

1.- Hipotecas con interés variable: las hipotecas con interés variable son las hipotecas que solemos firmar y las que más éxito tienen a la hora de contratar préstamos hipotecarios en una identidad bancaria. Este tipo de interés variable se compone de dos parte: el índice de referencia (por lo general se utiliza el indicador de Euribor a 12 meses o 1 año en la mayoría de nuestros préstamos hipotecarios) y el diferencial (el margen constante que la entidad bancaria fija como beneficio asegurado por dejarnos el dinero. También puede llamarse margen constante y puede variar según la oferta de préstamo hipotecario).

Con esta suma (interés: índice de referencia + diferencial) obtenemos el precio del préstamo o coste del préstamo hipotecario. Es muy importante a la hora de utilizar comparadores de hipoteca que el diferencial se encuentre bien expresado y que se nos informen de las características y condiciones que pueden rebajar ese diferencial a la hora de pagar nuestra hipoteca (por lo general suele ser menor cuantos más productos financieros tenemos contratados).

Este interés se denomina variable dado que el índice de referencia no varía pero si el interés puede hacer variar nuestra hipoteca. Si por ejemplo nos encontramos ante una hipoteca suscrita con Euribor, este índice se encuentra en fase negativa hoy día pero ha estado hasta en un 5%.

Lo más inteligente en la comparación de préstamos hipotecarios con interés variable es no solamente hacer una estimación con el valor del préstamo actual, sino hacerlo con una simulación de posibles subidas del índice hipotecario, que nos ayudará a entender cómo podemos terminar pagando nuestra cuota hipotecaria.

2.- Hipotecas con interés fijo: Las hipotecas fijas o con interés fijo no sufren variación ya que el cálculo de la hipoteca queda cerrado en el momento de firmar el préstamo. El interés se mantendrá sin alteraciones durante toda la vida del préstamo, por lo que pagaremos la misma cuota mes a mes y durante años.

Una hipoteca con interés fijo nos puede parecer más cara en un principio cuando el interés de referencia está bajo, pero dado que este puede subir y bajar cuanto sea necesario, una hipoteca fija nos asegura una estabilidad financiera que una variable no puede hacer por muchas simulaciones que hagamos con el comparador.

Las hipotecas fijas eran las clásicas hipotecas para funcionarios que siempre sabían que iban a contar con un ingreso constante que no les daría el más mínimo problema. Desde hace años las hipotecas a tipo variable se han convertido en un producto de financiación muy atractivo para aquellas personas que quieren seguridad en sus pagos mes a mes.

3.- Hipotecas con interés mixto: por lo contrario las hipotecas de interés mixto nos ofrecen la posibilidad de abonar una temporada un plazo fijo de interés y después un tipo variable. Estas soluciones hipotecarias están pensadas para aquellas personas que cuentan con una estabilidad financiera inicial y poco a poco irán mejorando sus ingresos, por lo que podrán asumir una cuota hipotecaria variable. De un tiempo a esta parte las hipotecas mixtas han sufrido un gran bajón en su contratación y los comparadores de hipotecas ofrecen pocas opciones en estas hipotecas.

¿En qué nos debemos fijar a la hora de utilizar un comparador de hipotecas?

¿En qué nos debemos fijar a la hora de utilizar un comparador de hipotecas?
¿En qué nos debemos fijar a la hora de utilizar un comparador de hipotecas?

Un préstamo hipotecario tiene un montón de características que debemos de tener en cuenta a la hora de utilizar un buen comparador de préstamos hipotecarios. Para comparar varias hipotecas deberemos de tener en cuenta aspectos tan importantes como las comisiones de apertura, el interés que nos cobrará el banco, el plazo de la hipoteca, la cuantía del dinero que queremos pedir al banco,…

Todos estos datos que deberemos analizar pormenorizadamente hacen que sea interesante primero utilizar un comparador de hipotecas y un simulador de préstamos hipotecarios para poder descartar aquellas ofertas de hipoteca que no nos interesen y podernos centrar en las mejores hipotecas que existen para nuestras necesidades.

Los aspectos fundamentales a la hora de comparar una hipoteca es:

1.- El interés del préstamo: este aspecto es muy importante. No debemos confundir el interés con el índice de referencia. Deberás centrarte en si prefieres un interés variable, un interés mixto o interés fijo según tus preferencias sobre la hipoteca que más te convenga. Por lo general, el interés más seleccionado por los españoles es el que conforma el índice de referencia Euribor y el diferencial pactado con el banco.

2.- Vinculación de productos financieros: algo muy habitual a la hora de suscribir un préstamo hipotecario es la obligación de contratación de productos financieros vinculados. No es extraño que una entidad bancaria nos proponga contratar seguros de vida, seguros del hogar, tarjetas de crédito o débito cuando le pedimos una hipoteca.

Para poder favorecer que los clientes contraten esta clase de productos, que realmente encarecen el precio de la hipoteca, las entidades bancarias suelen ofrecer rebajas en el diferencial aplicable.

Es evidente que lo mejor será siempre comparar una hipoteca sin vinculaciones con otras con productos vinculados, la comparación de un producto con otro nos dará una visión completa sobre el mejor préstamo hipotecario.

3.- Las comisiones de apertura, estudio y cancelación del préstamo: las hipotecas han cambiado mucho durante los últimos años. En el momento actual, las comisiones se han reducido mucho, por lo que debemos buscar préstamos hipotecarios que no nos cobren comisiones de estudio o apertura del préstamo hipotecario.

Otro asunto son las comisiones de cancelación a amortización anticipada del préstamo. Estas comisiones siguen estando presentes en el mercado hipotecario y, aunque no se aprecian en los comparadores de préstamos hipotecarios, estas comisiones deberán ser debidamente expuestas en el FIPER de cada hipoteca.

Estos costes de hipoteca, no suelen tenerse en cuenta la hora de utilizar las calculadoras de préstamos hipotecarios, pero pueden encarecer nuestro préstamo entre un 0,5% y un 1%, por lo que debemos prestar debida atención a los mismos.

4.- Comisión por desistimiento: son conocidas como comisión por amortización anticipada del préstamo. Se aplican a aquellas personas que abonan o pagan el préstamo de manera anticipada, lo que provoca que la operación hipotecaria para el banco sea menos interesante. Esta comisión por amortización anticipada del préstamo suele oscilar entre un 0,25% y un 0,5% del capital pendiente de abonar, la cantidad que vamos a pagar de un solo “golpe”.

5.- Las cláusulas de la hipoteca: este aspecto es fundamental a la hora de contratar un préstamo hipotecario y comparar ofertas de hipotecas anticipadamente. Desde hace años la protección del consumidor bancario es mucho mayor, lo que ha hecho que muchos bancos tuvieran que dejar de aplicar cláusulas que se han determinado judicialmente abusivas y han quedado expulsadas de los préstamos hipotecarios. Entre las cláusulas abusivas más conocidas están las cláusulas suelo, las cláusulas de gastos de constitución de préstamo hipotecario, la cláusula multidivisa, la cláusula de intereses de demora y la cláusula de vencimiento anticipado.

6.- La financiación máxima que el banco nos ofrece: en el momento actual es difícil encontrar las clásicas hipotecas por el 100% del valor de tasación que han sido tan comunes antes de la crisis inmobiliaria. Estas hipotecas 100 han dejado paso a un nuevo sistema de financiación que podrás observar en los comparadores de hipotecas. Ahora mismos las entidades de crédito te ofrecen préstamo hipotecarios al 80%, por lo que deberás tener ahorrado el 20% del valor de la vivienda.

Estas hipotecas 80 son las más comunes entre las ofertas de hipotecas, pero también podrás encontrar hipotecas 100 en aquellos casos en los que estés dispuesto en adquirir un bien inmueble del banco o de su stock inmobiliario.

7.- Ingresos mínimos de cliente: los ingresos mínimos que un cliente pueda destinar al pago de la hipoteca se han convertido en un factor fundamental a la hora de buscar hipotecas o simular préstamos. En este momento los bancos solo otorgan préstamos hipotecarios a aquellas personas que tienen ingresos fijos dado que el % de los ingresos que se deberán destinar al pago de la hipoteca no pueden ser superiores al 30%.

8.- El plazo de la hipoteca: en los comparadores podrás observar que la tendencia actual es no dar hipotecas a más de 30 años, muy en contra de aquellos préstamos hipotecarios que ofrecían la posibilidades de pagar el préstamo durante 40 años. En estos momentos, las entidades bancarias prefieren clientes que aporten ahorros a la adquisición de la vivienda, lo cuál es un síntoma de la capacidad de pago del futuro cliente.

9.- Garantías extra o garantías adicionales: las garantías adicionales se piden al cliente en aquellas situaciones en las que el valor del bien y el préstamo solicitado están muy cerca del 100% de valor de tasación. La inclusión de garantía adicionales afecta al precio de la hipoteca porque nos convierte en un cliente que puede dejar de pagar la hipoteca.

Si quieres conocer las mejores hipotecas en un solo clic, lo mejor es que utilices nuestro comparador de hipotecas que te ayudará a determinar qué préstamo hipotecario se ajusta mejor a tu situación y qué características o condiciones te ofrece el mercado en cada momento.

Últimas hipotecas analizadas en nuestro comparador: