Saltar al contenido

Requisitos para pedir una hipoteca: ¡Guía completa y actualizada!








Lo primero que nos planteamos a la hora de solicitar un préstamo hipotecario es qué requisitos para pedir una hipoteca debo cumplir antes de valorar las diversas ofertas que el mercado hipotecario nos ofrece. En la presente “guía sobre los requisitos para pedir una hipoteca” vamos a despejar todas esas dudas que nos asaltan antes de tomas una decisión tan relevante para nuestra economía. La información es poder, y como tal debe tratarse con la mayor de las diligencias.




Por lo general, solicitar un préstamo hipotecario platea dudas como: ¿me concederán la hipoteca?, ¿qué documentación necesito para pedir una hipoteca?, ¿qué requisitos para pedir una hipoteca me exigirá el banco?y¿cómo negociar con el banco mi préstamo hipotecario? Dado que son preguntas que cualquier persona ha tenido a la hora de valorar diversos productos hipotecarios, las vamos a resolver todas.

¿Qué requisitos para pedir una hipoteca debo cumplir?

Entre los requisitos para pedir una hipoteca que debemos cumplir los clientes de las entidades financieras, están aquellos que llamaremos requisitos objetivos (requisitos como nuestro salario o edad, por ejemplo) y requisitos subjetivos (situación del mercado, evolución del mismo,…). Nos centraremos en los requisitos objetivos para solicitar un préstamo hipotecario, dado que son los únicos que realmente podemos controlar y preparar.

El análisis de riesgo hipotecario como primer requisito para pedir una hipoteca

El análisis de riesgo hipotecario es el primer paso para poder obtener la financiación para la adquisición de nuestra vivienda. Tras la pasa crisis financiera, en la que el mercado hipotecario se vio muy afectado por el otorgamiento de hipotecas a clientes de alto riesgo, la normativa hipotecaria y los procesos internos de los bancos han ido perfilando un análisis de riesgo hipotecario cada mes más exigente.

Lo primero que hará la entidad financiera será someternos a un análisis de riesgo hipotecario para saber que requisitos debemos cumplir si deseamos obtener la hipoteca en esa entidad. Por lo general, los banco realizan estos análisis de riesgo en base a las siguientes circunstancias:

1.- Situación laboral: será determinante para saber si somos un cliente que podrá hacer frente a la cuota hipotecaria. La situación laboral analiza tanto el sector en el que trabajamos, nuestra antigüedad en la empresa y el salario que percibimos. No será lo mismo ser funcionario o empleado público del grupo A1 de una Administración Pública, que ser trabajador autónomo.

2.- Nivel de endeudamiento: se tendrá en cuenta nuestro actual nivel de endeudamiento (si ya tenemos una hipoteca, si estamos pagando un coche con un crédito o si hemos pedido un préstamo personal) junto con las posibilidad de incrementar nuestro endeudamiento. Es evidente que, lo mejor en estos casos es acudir sin ningún crédito o préstamo pendiente, pero las entidades de crédito son conscientes de ello y están dispuestas a asumir cierto riesgo si el cliente puede mostrar “músculo financiero”.

3.- Posibilidad de garantías extra: los bancos suelen tener en cuenta que podamos ofrecer un avalista, un hipotecante no deudor o cualquier garantía extra a la hora de cerrar una operación hipotecaria. Con esta clase de garantías, las entidades financieras suele conceder préstamos a esas personas que no cumplen los requisitos para pedir una hipoteca ellos solos. Hay que tener cuidado con estos factores porque son un riesgo tanto para la persona que pide el préstamo como para aquella que lo avala.

4.- Capacidad de pago: según las teorías básicas de la economía personal, no deberías plantearte pagar una hipoteca que suponga más de entre el 30% o el 40% de tus ingresos mensuales. Cualquier cifra que esté por encima de estos % puede poner en riesgo tu economía personal y familiar, por lo que te desaconsejarán en la entidad bancaria cerrar una operación así porque no pasarás el control de riesgo hipotecario.

Estos serían los cuatro factores clave para analizar el riesgo hipotecario que un cliente tiene a la hora de solicitar una hipoteca. Vamos a ver qué requisitos para pedir una hipoteca nos pedirá el banco.

La documentación como segundo requisito para pedir una hipoteca

Aunque parece absurdo tener que decirlo, la documentación es un requisito muy importante a la hora de solicitar un préstamo hipotecario. En muchas ocasiones, los expedientes hipotecarios de las entidades bancarias se encuentra “parados” porque el cliente no aporta la documentación necesaria.

Si estás pensando en pedir un préstamo, te adelantamos la información sobre qué documentación necesitas para pedir un préstamo hipotecario y por qué el banco te la pedirá. No olvides que eres tú quién debe convencer al banco de que eres un cliente potencialmente bueno para recibir un préstamo hipotecario, por lo que debes “colaborar” en la medida de lo posible para que el banco te perciba así.

La documentación para pedir una hipoteca: del trabajador por cuenta ajena al autónomo

Los bancos nos piden documentación e información antes de aprobar nuestra operación hipotecaria para acreditar que los datos que hemos aportado en la solicitud inicial de préstamo hipotecario son reales y se ajustan al riesgo hipotecario calculado por el banco.

Estos documentos para pedir una hipoteca deberán estar debidamente actualizados y ser gestionado con diligencia. Con ello queremos decir que, será necesario entregarlos según nos los soliciten, pero si podemos hacer llegar a nuestro banco la documentación, antes de que la requiera, mejor que mejor. Tener la documentación preparada para pedir un préstamo hace que la operación vaya mucho más rápida.

Un cliente diligente a la hora de entregar documentación para una hipoteca, dará una estupenda impresión al gestor del banco, mientras que un cliente que no es diligente en los plazos que marca la entidad bancaria, ofrece una imagen poco seria para el banco.

¿Qué documentación necesito para pedir una hipoteca?

Centrando el asunto sobre la documentación para pedir una hipoteca, podemos hacer una distinción entre cuatro tipos de documentos: la documentación general para pedir un préstamo, la que se pide a los trabajadores por cuenta ajena (asalariados), los trabajadores autónomos (trabajadores por cuenta propia) y las empresas (sociedades de cualquier clase).

1.- Documentación general para pedir un préstamo: esta documentación será necesario presentar debidamente actualizada y sin demora. Suele ser la que más facilitar el expediente hipotecario. Es fundamental entregar la siguiente documentación:

a.- DNI o NIE (actualizado y por ambas caras).

b.- Una vida laboral obtenida de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) en la que se exprese nuestra vida laboral completa.

c.- La última declaración de la Renta (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas o IRPF).

d.- Extractos de nuestras cuentas bancarias del último año o una autorización para ver las cuentas corrientes.

e.- Nota simple del Registro de la Propiedad de la vivienda que vamos a adquirir.

f.- Justificante de ingresos u otras rentas que percibimos (subsidios, rentas o pagas).

2.- Documentación para pedir una hipoteca siendo asalariado o trabajador por cuenta ajena: para aquellos casos en los que la persona que solicita un préstamo hipotecario sea un trabajador cuenta ajena o asalariado, se nos requerirá la siguiente documentación para pedir un préstamo hipotecario, además de los requisitos anteriores:

a.- Contrato de trabajo en vigor y actualizado: es muy importante aportar un contrato de trabajo real, dado que la entidad financiera podrá contrastar la información con el departamento de RRHH, previa solicitud por nuestra parte.

b.- Un histórico de nóminas: suelen solicitarse las 12 últimas nóminas percibidas por la persona que solicita el préstamo hipotecario. En caso de tener menos nóminas, el mínimo serán 3, pero ante cualquier duda lo mejor es comentarlo con nuestro gestor hipotecario.

3.- Documentación para pedir una hipoteca siendo autónomo o trabajador por cuenta propia: a la hora de pedir una hipoteca, los trabajadores autónomos son el grupo de profesionales que más requisitos debe cumplir. Por desgracia, además de depender de ellos mismos mes a mes para poder generar dinero, son los que más complicado tienen cumplir los requisitos para pedir una hipoteca en nuestro país.

La documentación necesaria para pedir una hipoteca siendo autónomo, además de la documentación general, es la siguiente:

a.- Documentación sobre el IVA: la entidad bancaria nos solicitará el resumen anual del último año. Debemos aportar la documentación debidamente organizada. Además nos pedirán las últimas trimestrales de IVA para comprobar la estabilidad de los ingresos que recibimos mensualmente.

b.- Última declaración de IRPF: si bien la declaración de la Renta es la misma para todos los contribuyentes persona física, el banco nos pedirá los pagos aplazados de IRPF de haberlos. Son los llamados fraccionamientos del IRPF.

c.- Justificante de abono de las cuotas de Seguridad Social: para un banco es un requisito fundamental no tener deudas con la Seguridad Social o con la Agencia Tributaria, con lo que estar al corriente de pagos de la cuota de autónomos será una señal de que todo está bien.

e.- Información general sobre ingresos: dada la especial naturaleza de los autónomos, los requisitos para pedir un hipoteca siendo autónomo son más complejos. La entidad bancaria querrá saber para quién trabajamos, cómo lo hacemos y qué periodos de facturación tenemos generalmente. Es normal que el banco se interese por ello y debemos de ser lo más honestos posible con ello.

4.- Documentación para pedir una hipoteca siendo empresa o sociedad: Si estás pensando en pedir un préstamo hipotecario siendo empresa o sociedad para realizar inversiones o comprar el local en el que radica tu negocio, el banco pondrá algunos requisitos sobre la documentación que requiere para aprobar el préstamo hipotecario. Esto es lo que te exigirá:

a.- Último Impuesto de Sociedades presentado: en caso de no tener obligación de presentar este impuesto, deberás presentar el modelo correspondiente, como suele ocurrir en caso de las Asociaciones o las Fundaciones.

b.- El balance de Pérdidas y Ganancias más actualizado que tengas: mediante este documento el banco podrá conocer la situación contable real de tu empresa y así determinar el riesgo hipotecario que está dispuesto a asumir.

c.- Documentación relativa a la sociedad: suelen pedir las escrituras de constitución de la mercantil, el pacto de socios de existir, los estatutos de la sociedad y demás documentación interna que pueda afectar al buen equilibrio contable y financiero en el futuro.

Con este resumen ya conoces los requisitos para pedir una hipoteca más importes: superar el control de riesgo hipotecario y la documentación para pedir una hipoteca. Ahora vamos a darte algunos trucos para pedir una hipoteca que te vendrán muy bien.

Trucos para pedir una hipoteca: las claves para obtener la financiación que necesitas

A la hora pedir una hipoteca no solamente habrá que valorar los requisitos objetivos, sino los requisitos subjetivos que nos pueden dar ese plus a la hora de negociar un préstamo hipotecario con una entidad financiera y a los que nos gusta llamar trucos para pedir una hipoteca.

1.- Liquida los préstamos personales o al consumo que tengas: si tienes algún préstamo personal o estás pagando un coche a plazos, te recomendamos liquidar esos préstamos antes de pedir una hipoteca. Esos pequeños créditos rebajan sustancialmente tu rating crediticio y puedes pagarlos anticipadamente ahorrando un poco.

2.- Ahorra un 20% del precio de la vivienda que deseas adquirir: aunque no lo vayas a utilizar, ese dinero ahorrado será un buen truco para pedir una hipoteca. Gracias a ese ahorro la entidad financiera verá que eres una persona ordenada en sus finanzas y por tanto un cliente que se preocupa por su situación financiera.

3.- Utiliza comparadores de hipotecas o simuladores hipotecarios: “trastear” con los simuladores te hará entender en base a qué podrás pedir una hipoteca y bajo qué condiciones opera ahora el mercado. Puedes incluso pedir información en varias entidades de crédito anticipadamente para poder valorar las ofertas que mejor se adaptan a tus ingresos reales.

4.- Contrata un broker de hipotecas: si no tienes tiempo para buscar hipoteca, deja que un profesional del mercado hipotecario se ocupe de todo mientras tú solo piensas en buscar la casa que quieres. Un truco para pedir una hipoteca como este es sencillo, contacta con un broker hipotecario y deja que te asesore. Si no encuentra la hipoteca que mejor se ajusta a tus necesidades, no cobrará un euro. El tiempo es oro.

5.- Negocia con varias entidades bancarias tu hipoteca: algo que olvidamos hacer a la hora de pedir un préstamo hipotecario y que sí hacemos con otros servicios como los de telefonía, es valorar distintas ofertas y hacérselas llegar a otro banco. Si un banco te hace una oferta, pero estás más cómodo con otro porque tiene menos productos vinculados, házselo saber. Lo más seguro es que mejore la oferta.

Esperamos que estos requisitos para pedir una hipoteca no te sean complicados de cumplir, por lo general son requisitos al alcance de todos y que podremos cumplir sin mayor problema. Ahora que conoces los trucos básicos para pedir una hipoteca es el momento de utilizar el simulador de préstamos hipotecarios para poner a prueba tus conocimientos.